¿Qué es el veganismo? Y las 3 razones por las que me volví vegana

Cruelty Free Dieta Medio Ambiente Vegano

Cada día somos más las personas en nuestro país y el mundo las que hemos optado por hacer un cambio en nuestro estilo de vida hacia uno más consciente y respetuoso con los animales, el medio ambiente y nosotros mismo a través de el veganismo.

Si bien el origen del veganismo como práctica lo podemos remontar a la antigua India y Grecia, el termino “vegano” fue acuñado por primera vez en el año 1944 por los ingleses Elsie Shrigley y Donald Watson cuando fundan “The Vegan Society”, con el fin de aclarar la confusión que se creaba al usar el mismo termino de vegetariano para personas que no consumen productos lácteos y huevos. Es así como definen el veganismo como “una filosofía y forma de vida que busca excluir- en la medida de lo posible y practicable- todas las formas de explotación y crueldad hacia los animales, incluyendo su uso para comida, ropa o cualquier otro propósito y, por extensión, promueve el desarrollo y el uso de alternativas libres de animales en beneficio de los humanos, los animales y el medio ambiente”.

En términos dietéticos, el veganismo busca omitir el consumo de animales o productos derivados de animales (lácteos, huevos y miel), así como también el uso de animales como vestuario y mobiliario (Cueros, pieles, plumas, lana y seda) o el uso de productos que han sido testeados en animales, excluyendo de esto los fármacos que sean necesarios de usar frente a un problema de salud.

En la industria del cuidado personal y el aseo, el testeo de animales es una practica que sigue siendo común. Por eso alrededor del mundo han surgido muchas ONG que se han preocupado de certificar los productos libres de crueldad animal y ausencia de productos animales en sus ingredientes, como es el caso de Te Protejo en Chile.

Además, está comprobado que las dietas veganas bien planificadas contienen todos los nutrientes necesarios, mejorando el estado de salud e incluso revirtiendo algunas enfermedades crónicas, ya que contribuye a la disminución de la presión arterial y el colesterol. También se asocia a un menor riesgo de padecer enfermedades cardiacas, Diabetes tipo 2 y algunos tipos de cáncer. Así lo reconocen el Ministerio de Salud de Chile, el colegio de Nutricionistas de Chile y organismos internacionales, como la Asociación de Dietética Británica y la Academia Americana de Nutrición y Dietética.

Un estilo de vida vegano a su vez ayuda a combatir el cambio climático, ya que la producción de productos animales genera la mayoría de las emisiones de gases del efecto invernadero, un masivo uso de agua dulce y requiere grandes extensiones de tierra para cultivo. Además, la industria pesquera tiene un gran impacto ambiental, al sobreexplotar especies, contaminando el agua y destruyendo el hábitat de las especies marinas. Por otra parte, la organización de las naciones unidas para la alimentación y la agricultura (FAO) sostiene que el mayor consumo de legumbres contribuye a desarrollar sistemas alimentarios mas sostenibles y a disminuir la hambruna en el mundo.

Como probablemente ocurra en muchos movimientos humanos, cuando las personas de distintas partes del globo comienzan a unirse en torno a un objetivo, comienzan también a mostrarse las diferencias de concepciones y modos de proceder, sobre todo cuando su popularidad crece, afortunadamente en este caso, de manera tan explosiva. Es por eso que, haciendo búsquedas por internet, podemos encontrar diferentes aproximaciones respecto al veganismo y su implicancia. Por ejemplo, nos encontramos con algunas visiones más dogmáticas que otras, u otras más enfocadas en la industria ganadera y su impacto en el medio ambiente, o, como es muy común en redes sociales, enfoques basados en el autocuidado y la alimentación saludable. Sin importar esto, hay conceptos que son constantes en el veganismo y que a la vez responden a las principales razones por las que las personas nos volvemos veganas, y estas son: por los animales, por salud y por el cuidado del medioambiente y la sustentabilidad.

Para finalizar, me permito recomendar dos libros y dos documentales para todas aquellas personas interesadas en ahondar un poco más respecto a este tema. Primero los libros “Por qué amamos a los perros, nos comemos a los cerdos y nos vestimos con las vacas: Una introducción al carnismo” de Melanie Joy y “Comer Animales” de Jonathan Safran Foer, y los documentales “Food choices” disponible en Netflix y “Forks over knives” disponible en YouTube.

¿Piensas que ir adoptando nuevos estilos de vida es posible? Comenta y comparte, que es la mejor parte 😉

*Chio (Rocío) Ojeda es kinesióloga, runner y vegana. Actualmente vive en Sydney e inició su camino al veganismo hace 14 años, pasando por la alimentación vegetariana hasta que en 2016 se decide por la alimentación 100% basada en plantas. Ese mismo año abrió su cuenta de Instagram @chio_veganfood, donde comparte recetas y tips para cocinar.


Publicación más antigua Publicación más reciente


  • Luis en

    Muy interesante!

  • ANDRÉS SALVADORES en

    Muy buena intro al veganismo… el futuro de la alimentación planetaria!!

  • Pilar en

    Simple y claro!
    Gracias


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados