Limpieza facial en casa

autocuidado como cuidar tu piel cuidado facial en casa

Ahora que ya sabemos los pasos básicos para la limpieza y cuidado de nuestro rostro, veamos cómo y con qué cuidar nuestro rostro en casa

Exfoliantes naturales:

Labios: Harina de arroz + agua (mezcla homogénea) esparcir y frotar en los labios con movimientos circulares.

¡¡¡Pero no tengo harina de arroz!!!...No te preocupes, puedes hacerla machacando con un mortero el arroz blanco previamente lavado.

Rostro: Avena (triturada) – La avena no debe quedar como harina-. Semilla de amapolla y/o Semilla de chía.

Estos ingredientes puedes mezclarlos con aceite vegetal o con aloe vera natural o en gel.

Tónicos faciales naturales:

Piel seca o sensible: Infusión manzanilla frio -Sólo debes tener manzanilla natural o una bolsita de té, la pones en agua caliente, esperas a que el agua se entibie y dejas en el refrigerador 1 hora, luego aplica la infusión con pétalos de algodón. Este tónico descongestiona, hidrata y suaviza tu rostro.

Piel Grasa: Agua de arroz – Debes dejar en un recipiente con agua destilada (1 vaso), media taza de arroz toda la noche, luego cuelas el arroz y guardas el agua en un difusor. Este tónico ilumina y controla el sebo que es tan molesto en este tipo de pieles. Sólo dura 1 semana guardado en el refrigerador.

Mascarillas caseras: ingredientes de fácil alcance.

Todas las mascarillas se deben dejar actuar entre 15 a 20 minutos, para que la piel absorba adecuadamente los nutrientes.

Pepino: El 97% del pepino es agua así es que aporta hidratación, contiene primordialmente vitamina E, pero también tiene vitamina A y C, tiene aceites naturales y minerales. El pepino se puede utilizar de diversas maneras, principalmente en rodajas. Esta verdura es muy utilizada en la zona de los parpados para aliviar las bolsas, recomendamos que su uso sea en frío.

Aloe Vera (Sábila): La sábila se puede aplicar sola, o acompañada con algún otro ingrediente, dependiendo del objetivo. La función principal del aloe en la piel es reparar y renovar el tejido cutáneo y es un perfecto hidratante para una piel grasa.

Manzanilla: La manzanilla es el elemento más utilizado en la cosmética ya que tiene múltiples beneficios en la piel. Además, puede ser utilizada en cualquier biotipo cutáneo. Principalmente la manzanilla da un efecto descongestivo, hidratante y suavizante en la piel. Recomendamos que se use en frío. Esta funciona para las pieles secas, normales, con rosácea (patología crónica inflamatoria de los vasos sanguíneos), con acné (Inflamación e infección de los poros) etc.

Aplicación: Empapar algodones con la infusión de la manzanilla, dejarlos en el refrigerador un par de minutos para que se enfríen y dejarlos actuar sobre el rostro. También, puedes mezclar la manzanilla con aloe vera y aplicar en el rostro, dejar actuar toda la noche.

Té verde: La infusión de té verde aporta vitamina C y E (son esenciales para la piel) es antioxidante y antibacteriano, por lo que es perfecto para una piel grasa que presenta afecciones cutáneas. Se puede mezclar con aloe vera.

Avena: Tiene propiedades hidratantes, suavizantes y calmantes. Se mezcla con agua, se deja reposar unos minutos y luego se revuelve. Notaremos que está más espesa, lo que hace más fácil la aplicación en el rostro.

Palta: Este fruto es altamente nutritivo, y contiene una alta cantidad de minerales y vitaminas. Se recomienda moler la palta y mezclar con sábila.

Zanahoria: Esta mascarilla si o si debe ser aplicada en la noche, ya que si nos exponemos al sol corremos el riesgo de generar alguna pigmentación (bronceado). La zanahoria tiene una gran cantidad de vitamina A, es nutritiva y antioxidante, sirve mucho como una mascarilla anti age. Debemos cocinar y triturar la zanahoria, y luego mezclarla con un poco de aceite de oliva extra virgen.

Menta: Una infusión de esta hierba da una función astringente y bactericida, dejando un acabado refrescante en la piel. Esta mascarilla es recomendada para pieles grasas. Se puede mezclar con aloe vera y unas gotitas de aceite de oliva.

Jengibre: Al aplicarlo en la piel, produce un efecto antioxidante y reduce la inflamación. Se puede mezclar con sábila.

Pueden complementar sus mascarillas con alguna vitamina extra que tengan o algún aceite nutritivo para la piel.

Ahora que ya tienen toda la información es momento de regalonearse en casa y tener un rostro fresco y bien cuidado. Sigan a nuestro centro de estética en Instagram @miapau.chile y nuestra clínica integral @miapau.clinicaintegral.

Comenten, compartan con amor.

 

Escrito por:

Michelle Ross - Directora Ejecutiva

MIA|PAU

Ángeles Gálvez - Cosmetóloga

MIA|PAU Beauty Center


Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados