Desafíos del Autocuidado en Pandemia

autocuidado blog aleluney meditar terapias florales tips relajación

Hoy les compartimos la entrevista que hicimos a Marcela Figueroa, quien nos invita a reflexionar de lo que han sido estos meses y hablar de esto, para poder reorganizarnos y seguir en esta “nueva normalidad”. 

Marcela es Terapeuta Floral Holística y profesora de Biodanza y Feminidad ancestral, actualmente desarrolla talleres de autoconocimiento femenino - training habitando tu mujer cíclica - y terapias florales holísticas además de lecturas de oráculo energía femenina (sesiones online). Más información en @biodanzafeminidad_terapias.

Dentro del contexto de la pandemia que estamos viviendo a nivel mundial, ¿cuáles dirías tú que son los principales desafíos que tenemos para cuidar nuestras emociones y relaciones con los demás?, a fin de que estos días de cuarentena no generen repercusiones en nuestra salud emocional.

“Estamos en un contexto inédito como planeta, es decir, estamos percibiendo cambios profundos en las estructuras que daban las directrices en la forma de vida en que estábamos acostumbrad@s a funcionar, todas ellas muy volcadas hacia el exterior, ya sea por un trabajo demandante, por búsqueda de éxito, de seguridad, de bienestar, subsistencia, por consumismo como una forma de disfrute, con rutinas predecibles y en la mayoría desgastantes, sin mucho tiempo para la vida en familia u otros vínculos, sin mucho tiempo para vivir.

En lo práctico, esto implica, forzosamente, salir de nuestra zona que creíamos de “seguridad” y abrirnos a una nueva realidad en la que tenemos que aprender a fluir, aprender a apreciar la incertidumbre como una oportunidad para valorar el presente y para reinventarnos. En este contexto, el autocuidado viene dado por buscar nuevos espacios de conexión interior, valorar el tiempo con nuestras amistades y familia, apreciando la importancia de vincularnos, de estar para otros, más allá de las dificultades físicas, repensar la vida en todas sus áreas.

Es un tiempo propicio para hacernos cargo de preguntas tan esenciales como la forma en que queremos vivir de aquí en adelante, como queremos vincularnos, cuáles van a ser nuestras prioridades. Entonces la clave es aprovechar este momento colectivo, para ir hacia adentro y darnos la oportunidad de conocernos, entrar en intimidad emocional y acoger que nos está sucediendo a través de nuestras emociones, y desde esta información tomar acción desde una nueva perspectiva.”

Sabemos que en aquellas familias donde se deben cuidar niños y ancianos, las mujeres hoy están sobre exigidas, y si ya tenían muy poco tiempo para dedicarlo al esparcimiento o su autocuidado en estos momentos ese tiempo ha disminuido considerablemente, ¿Que recomendarías para ellas?

“Las mujeres desde los roles que hemos asumido culturalmente con mandatos muy instalados desde la exigencia, la mayoría de las veces, no somos conscientes que estamos asumiendo esta alta demanda de tareas, desde un deber ser y una desconexión con las propias necesidades. Este escenario, sin duda, estresante, va a verse reflejado, en nuestro estado emocional e incluso en nuestro ciclo menstrual, que será un indicador de cómo nos estamos sintiendo y reflejará nuestra armonía o nuestro desequilibrio interior. He escuchado muchos relatos de esta alteración y sucede en gran medida, cuando estamos expuestas a situaciones emocionales y ambientales de alto impacto.

Esta desarmonía, depende de nosotras transformarla, asumiendo la responsabilidad por nuestro bienestar. Es un momento para deconstruir la forma de relacionarnos con el mundo, cuestionar estos mandatos, no desde la queja sino desde amor propio y el placer y volver a conectar con nuestra energía femenina desde el contacto con nuestro cuerpo, con nuestro útero, con nuestros ciclos, con nuestros deseos y sueños.

Tómate un momento. Yo recomiendo darse un momento a diario para entrar en intimidad con sus emociones y buscar la forma de drenarlas cada día, ya que, si no lo hacemos, vamos acumulando y cuando no damos más, explotamos y esa descarga puede ser muy dañina para la convivencia. Por otro lado, si no liberamos asertivamente nuestras emociones éstas se quedan en nuestro cuerpo, enfermándonos y ahí si estamos frente a una situación más compleja. Entre estas acciones recomiendo:

Medita Cada mujer en su relación con el mundo, necesita recordar la importancia de un espacio para si misma, estableciendo los límites necesarios y comprometerse con su plenitud más allá de los roles, darse un momento para tomar contacto con su sentir y escucharse. Priorizar hábitos saludables que la ayuden a sobrellevar desde un lugar más amoroso y placentero este nuevo escenario. Entre las actividades que recomiendo muy accesible para cualquier mujer está la meditación ya que es una herramienta muy recomendable para centrarnos. Una forma simple es llevar las manos al útero, respirar suavemente y conectar con lo que está sintiendo y tomarse el tiempo que necesites o pueda, pero hacerlo.

Baila Otra actividad que recomiendo es bailar, ya que ayuda a liberar y soltar las emociones retenidas y reprimidas durante el día. Las emociones que quedan adentro, ya sabemos que se estancan, duelen y enferman. Recomiendo elegir una música suave y placentera de preferencia y hacerlo antes de ir a dormir. Esto brindará una limpieza emocional, tal como cepillas tus dientes.

Crea Tener una actividad creativa que permita canalizar la energía estancada, cualquier manualidad es una gran invitación a tener tiempo para si misma y movilizar nuestras emociones de forma placentera.

Toma un baño de limpieza energética Al menos una vez a la semana. Recomiendo agua tibia con sal de mar y romero si tienes. Se puede hervir el romero antes, llevarlo a la bañera con sal o mezclarlo en un receptáculo con agua y sal disuelta y la uses como último baño después de una ducha nocturna.

Finalmente, nos gustaría que nos contaras acerca de los usos complementarios que pueden tener las flores de Bach, por ejemplo en la cosmética.

Las esencias florales de Bach son una maravillosa medicina del alma, que nos permite acceder a nuestro potencial al transformar nuestras emociones que vibran a baja frecuencia a emociones de alta frecuencia.

Entonces cuando vibramos en ese estado emocional virtuoso, conectamos con nuestra esencia, que es nuestra verdadera naturaleza donde no hay limitaciones para expresar toda la belleza de quiénes somos, nuestro propio brillo.

En ese sentido, cuando las esencias florales participan en el campo de la cosmética es una oportunidad maravillosa para complementar el trabajo interior que potencia la belleza y bienestar de cada mujer que quiere compartir con el mundo la mejor versión de si misma.

Me parece que es una propuesta ecológica que invita a resignificar la belleza, a concebirla en resonancia con principios vibracionales cósmicos que están implícitos en las esencias florales que ponen lo mejor de si para ayudarnos a sentirnos más plenas, pues ese es nuestro estado natural cuando estamos alineadas con la vida.


Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados